Errores al fomentar la lectura en niños.

mamá e  hija leyendo, errores al tratar de fomentar la lectura en niños

Hay millones de niños en el mundo que no les gusta leer, que no tienen el mínimo interés de tomar un cuento por cuenta propia. Hay millones de padres, que diariamente se dicen “mi hijo no lee!” y en su afán por enamorar a sus hijos de los libros, caen en los errores que debemos evitar para fomentar la lectura en los niños.

Como ya hemos dicho, la lectura debe ser un momento de diversión, no una tarea u obligación. Este probablemente sea el error que se repite en miles de hogares y salones de clases. Pero no es el único culpable que termina alejando por completo a los menores del mundo mágico de las historias.

Te dejamos una lista de errores que representan el mayor obstáculo para que los niños amen leer.

11 Errores al tratar de fomentar la lectura en niños.

Estos son los errores más comunes en los que podríamos caer padres y maestros al intentar fomentar la lectura en nuestros niños;

Foto en blanco y negro de Niño leyendo

Error #1 Usar la lectura como castigo o premio

En ningún aspecto de la crianza, se deben usar los premios y los castigos como un método para que los niños hagan lo que el adulto quiere. La lectura no es ajena a esto, por lo que se debe evitar situaciones como: “si no me ayudas a ordenar, tendrás que leer un libro” o “como perdiste el examen, este fin de semana te quedaras leyendo x cantidad de libros” En el mejor de los casos, un libro debería ser un premio, pero tampoco es recomendable que los niños reciban premios por su buen comportamiento o por que ganaron una prueba en la escuela, pero este es otro tema que profundizaremos en una próxima entrada. Recuerda que la lectura, debe ser por gusto, no una imposición.

ERROR #2: No ofrecer compañía

Llegara el momento en que tu hijo o alumno querrá leer en soledad, lo que debemos respetar. Pero mientras llega ese momento, esperar que los niños lean solos, no es la mejor estrategia. Acompáñalos en su momento de lectura, especialmente en esas lecturas tradicionales que no llaman su atención y que por más que quisiéramos no se pueden evitar, pero que representan un compromiso escolar. Lee para él en voz alta y trata de interpretar a los personajes, si quiere ser el niño quien lee, déjalo y muéstrate interesado.

ERROR #3: No permitir que expresen sus opiniones en medio de la lectura

Solemos relacionar lo que estamos leyendo con nuestra experiencia personal, ir tratando de descifrar lo que pasara o ir sacando conclusiones. Con los niños pasa exactamente igual, con la diferencia que un adulto lo hace de manera más intima. Los niños tienen la necesidad de expresarlo y lo hacen! El adulto promotor de la lectura, debe permitir que el niño exprese lo que está pensando, sin importar que interrumpe la lectura, de esta manera evitamos que el niño se convierta en un “agente pasivo” y por lo contrario se anime a participar activamente contribuyendo con sus ideas.

ERROR #4 Obligarlos que sean ellos los que lean para los demás

Es deber de los mayores respetar los tiempos de los niños, no hay ninguna ley que diga que a cierta edad deban leer ante un público sea este grande o pequeño. Claro que tenemos la ilusión que sean ellos quienes nos lean, pero se debe evitar poner nuestras ilusiones por encima de los intereses y sentimientos de nuestros hijos o alumnos. Si proponemos a un niño leer para los demás y en respuesta tenemos inseguridad, miedo o una rotunda negación, no es aconsejable obligarlos. Nadie quiere estar en una situación que le genere ansiedad.

ERROR #5 No ofrecer nuevas lecturas

Ya hemos hablado la importancia que tiene el que los niños lean lo que les apetece, teniendo en cuenta su edad. Pero esto no quiere decir que los padres no podamos ser guías en la elección de nuevos libros, especialmente si los vemos “enfrascados” en un solo tema de lectura. No debemos cortar de raíz ese tema que tanto le gusta, pero si debemos ofrecer temas similares que poco a poco lo lleven a interesarse por nuevas lecturas y así expandir sus posibilidades de nuevos libros favoritos. Un ejemplo sencillo: si tu hijo solo quiere leer libros sobre leones, acércalo a historias que se recreen en la selva e involucren situaciones con otros animales, así probablemente se interesara por otras especies.

ERROR #6 No dar ejemplo

errores al fomentar la lectura en niños, mamá e hija leyendo
happy family mother and daughter read a book in the evening at home

¿Han escuchado que los hijos son un reflejo de sus padres? Si tratamos de solucionar cada situación con un golpe o un grito, eso aprenderá y lo llevara a la práctica siempre que pueda. Al hacer ejercicio, le llamara la atención y se pondrá a imitarnos. Si nos ven con el celular en la mano todo el día, indudablemente querrán estar pegados a las pantallas el mayor tiempo posible. Si nos ven interesados por los libros y leyendo, buscaran libros, se fascinaran por las ilustraciones y pedirán que les leamos. Es simple! No podemos predicar lo que no practicamos!

ERROR #7 Obligar o manipular para que terminen de leer

¿Cuántas veces dejaste un libro a medias? Si el libro que elijes no resulta ser lo que esperabas, simplemente lo dejas a un lado. Lo mismo pasa con los niños, entonces ¿por qué obligarlos o manipularlos para que terminen de leer ese libro que no los enganchó? Ya sabemos que si obligamos a leer, la lectura dejara de ser una actividad divertida y sabemos que manipular con premios o castigos tampoco es aconsejable. Evitemos frases como “si te terminas de leer ese cuento te daré un helado o iremos al parque” Si! Sabemos que invertiste un dinero en ese libro, pero al final del día que es más importante ¿lo que invertiste económicamente hablando o formar un gran lector? Tal vez en algún momento lo termina de leer.

ERROR #8 Un día si y al otro no!

Establecer una rutina es indispensable para crear el hábito, hay días más pesados que otros, pero debemos encontrar el espacio para leer con nuestros hijos.

ERROR #9 No dejar los libros a su alcance por miedo a que los dañen

Crea un rincón de lectura, con una bella biblioteca al alcance de los niños, no le tengas miedo a que los dañaran! Recuerda que hay libros para cada edad y esto también involucra el material con el que están hechos, no pretendamos que los libros estén como nuevos toda la vida. Si los dejamos en un rincón alejados de las manos inquietas de tus hijos, no irán por ellos! Se quedaran con lo primero que encuentren.

ERROR #10 No apagar las pantallas

¿Tiene algún sentido leer delante de un televisor encendido o no dejar de estar pendiente del celular? Lo que menos necesitamos a la hora de leer con nuestros hijos, son factores que nos distraigan y los distraigan o mostrarnos poco interesados en la lectura.

ERROR #11 Darle más importancia a la cantidad que a la calidad

Es de gran importancia, dedicarle el tiempo necesario a un libro. Compartir opiniones escuchando atentamente lo que los demás quieren expresar de lo leído, recrear situaciones de la historia, sacar conclusiones… Para que leer y leer libros sin comprender, sin compartir? No es una competencia con el vecino!! A nadie tenemos que presumirle la cantidad de libros que hemos leído! Disfruten de cada historia sin afanes y siempre teniendo en cuenta el ritmo y los intereses de los niños.

Siempre ten en cuenta estos errores al tratar de fomentar la lectura en los niños e intenta no caer en ellos! Recuerda los tips que te compartimos AQUÍ para fomentar la lectura en los niños,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *